domingo, 16 de diciembre de 2007

¡Otra vez los odiosos prejuicios estereotipados!


El fútbol ya no es lo que era, un deporte; ahora jugar fútbol, hacer fútbol, es un negocio. Todo tiene patrocinador: Copa 'Toyota' Libertadores, Copa 'Nissan' Sudamericana... ¡Qué bronca! ¿Hasta cuándo el maldito dinero?
El mandamás de la FIFA (es suizo Joseph Blatter) ha prometido innumerables veces que en su patria se juega fútbol en la altura ¡hasta se celebran campeonatos en canchas con pasto verde, verde en las cimas de sus montañas! y, aún así nos viene a prohibir jugar este deporte en nuestras casas. ¿Cuándo nos dirán los poderosos las verdades de sus acciones? Vetados otra vez para jugar fútbol; quizás mañana le toque a otro deporte. Quizás llegue el día en que prohibirán la vida en las alturas y nos tendremos que hacer a la idea de que no contamos para nada o, en el peor de los casos, que no existimos, otra vez.

Fotos: AP, Mainichi Daily, BBC

2 comentarios:

Mauricio dijo...

Estimado Rebelde,

Te recomiendo leer:

"Altitude or Hot Air"

La verdad no me interesa mucho el fútbol, de hecho creo que deberíamos dedicarnos a otra cosa. Pero si hay gente que lo quiere jugar y apoyar no tienen el derecho de impedirnos competir.

Saludos,

Rebelde dijo...

Muy interesante artículo, aunque discrepo en la capacidad de predecir un resultado (aún usando las teorías del juego modernas). Sin embargo, es muy ilustrativo para identificar a los verdaderos factores que influyen en el resultado de un partido de fútbol. Aún así prefiero pensar en la improbabilidad (usada es su acepción no matemática) de predecir el comportamiento de un ser humano dispuesto a patear un balón cuyo objetivo depende de disímiles factores como la actitud del jugador, el trasfondo de sus objetivos personales, imperfecciones del campo de juego, dirección del viento o similares. Prefiero pensar que el fútbol, siendo un deporte, debería evitar convertirse en una teoría matemática (o macroeconómica) que se pueda estudiar en una sala de lectura antes que definirse en un pedazo de tierra con pelota y dos grupos de amantes del deporte.

Saludos Rebeldes

P.D., me hiciste recordar que debo postear un especial acerca del LaTex. Gracias, Mauro.